5 Señales que indican que tu empresa necesita un ERP

 

El ERP es una herramienta que conocen todas las empresas pero, ¿saben realmente por qué lo necesitan?

Las empresas han cambiado la manera en que planifican, controlan y monitorio sus procesos productivos.Una de las herramientas por excelencia de las empresas, es el ya conocido ERP. Si bien es un hecho que cada industria y cada empresa experimenta dificultades “diferentes” al momento de llevar a cabo sus tareas, también se recomienda contar con que faciliten, agilicen y optimicen sus recursos y resultados.

Antes de comenzar, responderemos una pregunta clave: ¿qué es un ERP?

Pese a que las empresas se han familiarizado con éste término, un ERP o Enterprise Resource Planning” (Planificación de Recursos Empresariales), debemos tener claro que va más allá de ser un sistema software, un ERP es el resultado de un análisis profundo de los procesos productivos de la empresas.

Para implementar de manera efectiva un ERP dentro de una empresa, se debe llevar a cabo un estudio a detalle sobre el manejo de los procesos dentro de las empresas, cómo interactúan las diferentes áreas que las integran y la búsqueda de alternativas de optimización de procesos, ya que su objetivo principal, es ayudar a administrar, automatizar procesos y mejorar el control de los recursos de la organización (stock e inventario) elaborando flujos de trabajo.

 

 

 

A continuación, te compartiremos 5 señales que muestran que tú compañía necesita de un ERP para lograrlo:

  1. Los procesos del área de finanzas son lentos.

Es muy común que en las empresas que grandes volúmenes de producción, atienden a múltiples clientes, así como a múltiples proveedores. Llevar a cabo éstas actividades, hace que el área de finanzas maneje información muy robusta que puede perderse, desorganizarse o acumularse de tal modo que su manejo es muy complicado.

Esto sin mencionar que se deben cumplir obligaciones con el SAT que también necesitan de la atención minuciosa del área. Un ERP ayudará a mantener la información de la tesorería de la empresa, financiación (préstamos), inversiones, contabilidad, facturación electrónica y demás movimientos integrados, facilitando y agilizando el cumplimiento de las diversas tareas del área.

  1. Entre compras y ventas, existe información dispersa.

Es muy usual que las empresas que tienen múltiples puntos de venta o distribuidores se dificulten la gestión de las operaciones en el departamento de compras y ventas. Esto puede generar la pérdida de información, desorganización de documentos, problemas de facturación etc.

Con la ayuda de un ERP el área de compras podrá mantener la información y la gestión de las compras (aprovisionamientos) actualizados de la empresa, proveedores, etc. mejorando no sólo la consulta de dicha información si no la actualización y difusión de la misma.  En el caso del departamento de ventas, un ERP ayuda a mantener la información y gestión de todos los procesos involucrados en las ventas de la compañía, tales como partidas expedidas, precios de venta, promociones, stock, etc.

  1. Logística se maneja de manera aislada.

¿Cuántas veces hemos visto que la logística de las empresas se maneja casi totalmente aislada del resto de la empresa? Las actividades se relacionan hasta el punto en que se deben cumplir responsabilidades con el área de contabilidad, producción, ventas y compras, llevando dicha relación de manera individual. Cuando las empresas hacen uso de éste servicio de manera regular o incluso se cuenta con un área de logística, se ha convertido en un dolor de cabeza gestionar las actividades de manera integrada.

Un ERP ayuda a mantener la información y gestión de los almacenes, stocks, transportes, etc. Por ende, facilita el monitoreo de entradas y salidas de productos y/o materias primas, integrando las actividades del área de logística con el área contable, productiva y administrativa de una manera fácil y ágil.

  1. Recursos humanos realiza tareas duplicadas.

El área de recursos humanos trabaja con base en constantes cambios, pues como todos sabemos,  integrantes del equipo llegan, se van, se enferman, etc. Dichos cambios afectan el control de nóminas. Es entonces cuando se llevan a cabo funciones duplicadas o con altos márgenes de error en la gestión del personal.

Un ERP mantiene actualizada la información y gestión del personal para efectos de nóminas, categorías laborales, horas extra, impuestos, etc. Además, permite que el área tenga una visibilidad mucho más amplia de la compañía, conozca a detalle las actividades que están llevando a cabo el resto de las áreas, y reduzca el margen de error en sus operaciones.

  1. No se tiene un control en la gestión del CRM.

Te has preguntado, ¿nuestro CRM cuenta con una visibilidad lo suficientemente amplia para la compañía? Un CRM (Customer Relationship Management o Sistema de gestión de relaciones con el cliente) que tiene una buena visibilidad, permitirá que áreas como marketing, compras, ventas y hasta recursos humanos, conozcan el desempeño de la empresa ante sus clientes. Sin embargo y de manera recurrente, esto no sucede.

Al contar con un ERP, el CRM funcionaría como un subsistema que permite mantener actualizada la información y gestión de las relaciones con clientes, tales como los datos de base instalada, contactos de la empresa, relaciones de productos o servicios con cada empresa, contratos celebrados, entre muchas otras vertientes.

Éstas, son 5 situaciones empresariales que se deben considerar la implementación oportuna de un ERP. Cabe mencionar que dependiendo del tamaño y tipo de empresa,  se pueden ir añadiendo diferentes módulos totalmente funcionales al ERP tales como:

  • Gestión de Proyectos
  • Producción y Fabricación
  • Gestión de Documentos
  • Business Intelligence

y muchas otras posibilidades más.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

3 × three =

Contactános